Se recomienda mantener flores o plantas aromáticas dentro del hogar, como: menta, tomillo, angélica, entre otras. Además, abrir todas las ventanas de las habitaciones ayuda a mejorar el flujo interno de aire. Así se disminuye el uso de aerosol o aromatizantes artificiales.

Buscador Web